Una serie de acciones dejaron a Adam Pearce frente a Roman Reigns por el Universal Championship en Royal Rumble en desmedro de Shinsuke Nakamura. Además, vimos dos luchas titulares y tuvimos nuevos SmackDown Tag Team Champions. Episodio transmitido desde el Tropicana Field en St. Petersburg, FL.

Ver también: Resultados WWE SmackDown – 1 de enero de 2021.

Para esta jornada se ha anunciado un Gauntlet Match, donde el ganador enfrentará a Roman Reigns por el Universal Championship en Royal Rumble.

El show comienza efectivamente con Roman Reigns, el Universal Champion, quien viene acompañado por Paul Heyman y Jey Uso. Roman habla sobre lo sucedido la semana pasada con Kevin Owens y la emboscada en la que terminó siendo lanzado desde las pantallas del WWE ThunderDome a una mesa; El Tribal Chief dice respetar a Owens como alguien ambicioso y reitera de que no quería hacerle nada malo, pero que el canadiense lo puso contra la pared e hizo lo que tenía que hacer. Roman también se refiere al roster completo, argumentando que mientras esté en la cima, su deber es cuidar de ellos y poner la comida en sus mesas. Volviendo a Owens, Roman dice que hoy no vendrá a trabajar y que eso no es su culpa, porque si hay alguien responsable, ese es Adam Pearce. Con eso, Roman exige la presencia del WWE Official, mientras que Heyman habla con alguien de la producción en ringside para acelerar el trámite.

“¿Qué puedo hacer por tí?”, se presenta Pearce a Roman, quien le muestra mediante un video un resumen de la semana pasada, y que contiene el momento cuando autorizó la lucha entre Kevin Owens y Jey Uso.

Roman le pregunta a un incrédulo Pearce si tiene algo con qué defenderse, ya que lo acusa de mandar a su amigo Kevin Owens “al fondo de un estanque de tiburones” cuando éste le pidió un favor. Pearce sigue sin entender nada y Roman le avisa que le estaba dando la posibilidad de redimirse, pero que en su lugar pacta una Gauntlet Match.

WWE Photo

Pearce se defiende diciendo que ha elegido los mejores contrincantes que Roman pueda tener, pero el Universal Champion sostiene que esas decisiones las debe tomar él y no se queda ahí: lo emplaza a que se incluya en la Gauntlet Match. Pearce responde a eso como un posible conflicto de intereses y Roman lo toma como si lo estuvieran tratando de estúpido a él o a Vince McMahon, que si lo insultan, es una falta de respeto a su familia y —tomándolo de la chaqueta— amenaza con que eso trae consecuencias. Luego del consejo de Paul Heyman, Roman suelta a Pearce y le tira una sonrisa irónica. “Nadie en este ring es estúpido, quizás ahora estás a salvo”, le lanza Roman a Pearce antes de irse con su compañía.

Intercontinental Championship Match: Big E (C) vs. Apollo Crews. En una lucha donde el retador lució con muchas ganas, un Superplex suyo dejó a ambos con las espaldas planas y recibiendo la cuenta de tres del árbitro, lo que provocó una confusión sobre el ganador. El árbitro decreta un empate, Apollo reaccionó mal y la lucha recomenzó con más intensidad y sin pausas, donde Big E termina reteniendo por cuenta de tres tras su Big Ending. No fue claro en qué aportó la controversia, salvo en la actitud de Apollo… Vaya a saber uno si de aquí se desprende una corrida heel para él.

Backstage: Adam Pearce habla por teléfono cuando Sonya Deville aparece a su lado. Aparentemente, Sonya se desempeñará junto a Pearce, ya que le dice que aceptó el trabajo porque lo necesitaba, no se siente orgullosa de lo hecho en el pasado ni tampoco amargada por haber perdido en un Loser Leaves WWE Match en el pasado SummerSlam, pero que está feliz por la oportunidad y que está dispuesta a aprender y a ayudar a Pearce. Sobre lo mismo, Sonya le pregunta a Pearce si está listo para luchar, pero el WWE Official responde que no lo hará, porque no ha tenido un solo combate en los últimos seis años y que no se pondrá en la Gauntlet Match, agregando que no sabe si podrá derrotar a un árbitro, menos lo haría con Roman Reigns.


Drew McIntyre responderá al reto de Goldberg y enfrentará nuevamente a Randy Orton. Esto y más, este lunes 11 en RAW.

Ver también: Resultados WWE RAW “Legends Night” – 4 de enero de 2021.


Siguiendo tras bambalinas, Alyse Ashton presenta a Bianca Belair, quien se anuncia como participante del Women’s Royal Rumble Match. La entrevista la interrumpe Bayley, quien también será una de las 30 participantes. Bianca le recuerda que en la versión 2020 eliminó a ocho luchadoras, pero que ella no estaba incluida porque no estuvo en aquella lucha. Bayley le dice a Bianca que aunque gane el Royal Rumble Match, desperdiciará su oportunidad titular, a lo que Bianca responde a Bayley que sería un honor elegirla como campeona, pero que no podrá porque ya no es campeona.

Antes de ir al SmackDown Tag Team Championship Match, se muestran las imágenes donde Dolph Ziggler & Robert Roode atacaron a The Street Profits en el show pasado, hecho que desencadenó el reto de los primeros a esta lucha.

Pero antes, tenemos una promo de Carmella junto a su sommelier —de nombre Reginald—, quien recuerda su pin a Sasha Banks de la semana pasada y comenta la inclusión de la SmackDown Women’s Champion como la Top Superstar del 2020 según Sports Illustrated. Carmella reitera sus diferencias de formación con Sasha que fue forjada por el sacrificio, piensa que para ella todo es natural y que cuando se viene del talento, Sasha no podrá tocarla.

SmackDown Tag Team Championship Match: The Street Profits (C) vs. Dolph Ziggler & Robert Roode. La lucha tuvo como componente la pierna lastimada de Montez Ford por Robert Roode en el show, lo que fue factor determinante para que los retadores se vieran superiores sobre el final. Tras una movida combinada de un Spinebuster de Roode con el Zig-Zag de Ziggler, éstos se convierten en los nuevos SmackDown Tag Team Champions. Cuando los Profits se reincorporaban, Ziggler & Roode los despachan del ring para quedar como dominantes y con los cinturones en su poder.

Backstage: Adam Pearce y Sonya Deville discuten sobre lo que viene para los nuevos SmackDown Tag Team Champions. Paul Heyman se acerca a Pearce, lo elogia y lo motiva a que persiga su sueño de ser campeón, imaginando el legado de “Scrap Daddy” dirigido por Paul E. Dangerously. Todo esto para informarle que está confirmado en la Gauntlet Match… Más confuso de lo que ya está el asunto fue ver la actual figura autoritaria recibiendo la orden de un combate donde está él involucrado.

Backstage: Después de ver lo sucedido la semana pasada con ellas, se observan a The Riott Squad conversando entre ellas, cuando reciben a Billie Kay, quien le ofrece ser parte del equipo. Al ser rechazada, Billie comienza a llorar, pero termina interpretando un sí de Liv Morgan para mostrarse más entusiasmada y comienza a decir cosas que están en su Currículum Vitae que porta con su foto. Ruby y Liv quedan incómodas.

Gauntlet Match: El ganador tendrá una oportunidad por el Universal Championship en Royal Rumble. Los que abrieron esta contienda fueron Rey Mysterio (c/Dominik Mysterio) y Sami Zayn, quien reclama una conspiración en su contra y por eso trae su propio equipo de camarógrafos, por motivos del Intercontinental Championship y aún se asume como “el campeón de la gente”, avisando también que los vencerá a todos porque “él es innegable”. Sin embargo, esto quedó lejos de la realidad, ya que ni siquiera le alcanzó para quitarse la chaqueta. 619, Frog Splash y Mysterio eliminó al de origen sirio.

Shinsuke Nakamura fue el siguiente, quien sacó buena parte de su arsenal junto al enmascarado. Con su estilo contundente, el japonés dejó fuera a Mysterio con un Arm Lock luego de revertir el Frog Splash.

Atacando a Dominik y también a Rey, King Corbin se presentó como el cuarto en competencia. Nakamura se anotó otra eliminación tras sobrevivir al Deep Six y sorprender a Corbin con una Kinshasa, luego de que este hiciera su clásica movida de entrar y salir rápido desde una esquina del ring.

Continúa Daniel Bryan. En los pocos minutos que estuvieron, Bryan ofreció gran parte de su técnica y explosividad de forma ascendente, pero cuando buscó el Running Knee, Nakamura se adelantó con su Kinshasa y queda a un paso del Universal Championship Match. Bryan y Nakamura se muestran respeto.

Roman Reigns, Paul Heyman y Jey Uso se hacen presentes para la última parte del Gauntlet Match, donde Adam Pearce será quien la cierre frente a Shinsuke Nakamura. Sin embargo, Roman y Jey atacaron al japonés para dejárselo listo a Pearce. El WWE Official se rehúsa, pero es obligado por el Universal Champion y, de paso, atacado con una Superkick de Jey. Tras el campanazo, Jey ubica a Pearce sobre Nakamura, el árbitro cuenta tres y, formalmente, Pearce se erige como el ganador de esta Gauntlet Match y retador al Universal Championship de Roman Reigns en Royal Rumble.

Mientras Roman levanta el cinturón en señal de triunfo, finaliza este incrédulo SmackDown. Nos encontramos el lunes 11 con la entrega de RAW.


Síguenos en nuestras plataformas oficiales de FacebookTwitter e Instagram. También escucha nuestros podcast semanales en Spotify.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s