Como víspera de una nueva edición del PPV a desarrollarse este 21 de marzo, recordamos este póker de luchas en versiones anteriores.

WWE Fastlane es un PPV relativamente nuevo y sin mucha historia. Quizás se le recuerda por ser el evento “salvador de Roman Reigns” dadas las ediciones 2015 y 2016, pero sí ha dejado algunos combates que vale la pena recomendar. Acá te dejamos este póker de enfrentamientos en el último paradero antes de llegar a WrestleMania, como siempre, sin ánimo de ránkings ni de estrellas.

Roman Reigns vs. Daniel Bryan (WWE Fastlane 2015)

En su edición inaugural, Daniel Bryan tenía la misión de levantar aquel prospecto de Main Eventer que no estaba funcionando como pasó en aquel entonces con Roman Reigns, bajo la excusa de que él también merecía una oportunidad titular en WrestleMania para recuperar el WWE World Heavyweight Championship que se le fue despojado por una lesión y se pactó esta lucha con el ganador del Royal Rumble 2015 para ver quién enfrentaba a Brock Lesnar en la cita cumbre. Lo cierto es que la lucha fue más que eso, Roman demostró tener química con Bryan y estuvo a su altura, mostrándose poderoso y con agresividad brutal a ratos, contrarrestando la capacidad técnica del buen Bryan. El público de igual forma miraba la acción con la resignación de saber su desenlace, el que terminó con Roman lanzando una Spear a Bryan para ratificar su encuentro con Lesnar en WrestleMania 31, que todos saben cómo terminó. Esta lucha debe ser la insignia de la corta historia del PPV y por eso hace especial que ambos se vuelvan a protagonizarlo seis años después, claro que en un contexto totalmente distinto.


AJ Styles vs. Chris Jericho (WWE Fastlane 2016)

El ahora buque insignia de All Elite Wrestling fue el encargado de recibir a AJ Styles tras su debut en WWE. Una competencia legítima los dejó 1-1 en dos mano a mano y Fastlane representaba el desempate. La lucha es de culto, dos intérpretes que mostraron todo en el ring con su sapiencia técnica, perfectas transiciones y un pulcro selling, sacando a relucir sus años en la industria con una capacidad atlética impropia de dos veteranos. La química entre ambos fue inmediata y acá lo refrendaron muy bien. Los minutos finales fueron los más emocionantes, luego de que Jericho sobreviviera al Styles Clash, no sin dramatismo sucumbió ante la Calf Crusher y, por rendición, Styles se anotaba su primer triunfo en un PPV de WWE


Bayley (C) vs. Charlotte Flair (RAW Women’s Championship, WWE Fastlane 2017)

Bayley venía de ganar su primer RAW Women’s Championship tres semanas antes y de forma controversial tras una ayuda de Sasha Banks. Ni Stephanie McMahon logró despojarla del título cuando se lo pidió, pero Charlotte tenía plena confianza en sí misma. La lucha mostró un correcto storytelling con Charlotte viéndose superior, ayudada por su invicto en PPV, mientras que Bayley tenía que demostrar a puros comebacks que el ser la portadora del título no era casualidad. Fue una de esas luchas memorables en su desarrollo, pero con un final sucio. Sasha Banks volvía para ayudar a Bayley, pero fue atacada por Charlotte, y luego de un Belly-to-Bayley en ringside, vino un Package bien confuso y otra Belly-to-Bayley ya definitiva que le daba el triunfo a la Hugger.


Six-Pack Challenge Match (WWE Championship, WWE Fastlane 2018)

AJ Styles era el WWE Champion y Shinsuke Nakamura lo esperaba en WrestleMania 34, pero antes debía sortear un complejo desafío al enfrentarse a cinco oponentes: Kevin Owens, Sami Zayn, Baron Corbin, Dolph Ziggler y John Cena. Como todas las luchas múltiples, esta se puede descomponer en varios frentes, como la animadversión inicial contra “el aparecido Cena” que buscaba su marca histórica con mucho lucimiento a costa de los que estaban semana a semana, un Corbin que trajo la componente más agresiva de este hexagonal y la rivalidad paralela que Owens y Zayn sostenían con Shane McMahon, entonces SmackDown Commisioner y que aquella noche estaba presente en el ring para seguir fastidiando a los canadienses, incluso costándoles la victoria a cada uno. Cabe destacar el Attitude Adjustment de Cena a Styles sobre la mesa de comentarios en inglés, una de las tantas que entregó durante la contienda y que borró a Styles por un buen rato y sólo volvió para sellar el triunfo tras alrededor de media hora donde cada uno mostró lo suyo, saltando desde la nada con un Phenomenal Forearm sobre Owens.

Los rostros de frustración de los perdedores conectarían con WrestleMania, como el caso de Cena que sin lograr llegar como campeón, buscaría a toda costa un combate contra The Undertaker y los de Owens con Zayn tuvieron que soportar las burlas de Shane, lo que después se transformaría en la lucha que traería de vuelta a Daniel Bryan. Styles tendría su combate con Nakamura en “La Vitrina de los Inmortales”, pero muy por debajo de las expectativas.

Así cerramos otro Rasslin Recomienda, con la revisión de históricos enfrentamientos de Fastlane en la víspera de la edición 2021. Dentro de los próximos días publicaremos una completa previa con todo lo que tienes que saber antes de sentarte a verlo.


Síguenos en nuestras plataformas oficiales de FacebookTwitterInstagram y YouTube. También escucha nuestros podcast semanales en Spotify.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s