Roman Reigns estaba perdido cuando encontró casi de casualidad la victoria ante Daniel Bryan, con el protagonismo de Edge. Además, pudimos ver otra gran guerra entre Drew McIntyre y Sheamus, y el regreso de “The Fiend”. Te contamos todo lo sucedido la noche del 21 de marzo desde el Tropicana Field en St. Petersburg, FL.

Ver también: Previa WWE Fastlane 2021.

El Kickoff contó con la lucha válida por el United States Championship, donde Riddle defendió ante Mustafa Ali (c/RETRIBUTION). Ali dominaba un combate mientras se mostraba como lección a sus propios dirigidos, pero un Bro Derek desde la segunda cuerda le dio el triunfo a Riddle, quien sigue como campeón. Tras el combate, continuaron las desaveniencias entre Ali y el resto de RETRIBUTION, pero esta vez T-BAR y MACE respondieron con un Double Chokeslam contra su, hasta allí, líder.

También se dio la información de una lesión de Shane McMahon en la previa de su combate frente a Braun Strowman, que supuestamente sí se iba a dar.

Revisa aquí el Kickoff completo de WWE Fastlane 2021.

Arrancamos el PPV con el combate donde Nia Jax & Shayna Baszler (c/Reginald) defenderían el WWE Women’s Tag Team Championship ante Sasha Banks & Bianca Belair. Gran parte de la lucha fue dominio de las campeonas sobre la ganadora del Women’s Royal Rumble 2021 hasta el ingreso de Sasha. Obviamente, Reginald no estaba pintado y entorpeció la labor de las retadoras. Un punto álgido fue que en pleno Bank Statement de Sasha a Shayna, Nia empujaba a Bianca y caía encima de Sasha, quien no entendió el accidente e increpó a su compañera. Sasha se enfocó tanto que Shayna aprovechó y con un Roll-Up mantuvo los cinturones en poder de las campeonas. Tras la lucha, Sasha y Bianca siguieron discutiendo y echándose la culpa mutuamente, y terminó con una bofetada de la SmackDown Women’s Champion a su, hasta ahora, compañera y retadora en WrestleMania 37.

En backstage, Shane McMahon salía con hielo en su rodilla izquierda y una muleta. Elias (c/Jaxson Ryker) llegaba para solicitarle una performance musical en WrestleMania 37 y Shane le respondía que no era el momento, pero le manifestó que tenía una idea.

Continuábamos con Big E defendiendo el Intercontinental Championship ante Apollo Crews. El campeón salía a ratificar la previa y comenzaría implacable contra Apollo, pero el de raíces nigerianas fue de menos a más. La lucha tuvo un final muy abrupto luego de que una serie de pinfalls dejó a Big E con la posición definitiva, pasando algo desapercibida su victoria. Tras la lucha, Apollo atacaría a Big E indicando que esto aún no ha terminado.

Un promocional del auspiciador de Fastlane Old Spice tuvo envuelto el WWE 24/7 Championship. En un segmento que también tuvo a Drew Gulak y a Akira Tozawa, el promotor de la marca al intentar recoger los desodorantes de un estante derrumbado de R-Truth lo dejó accidentalmente encima de él y ganó el título, para que sólo Truth lo recuperara segundos después.

Luego de mostrar la lesión de la rodilla a Shane McMahon en el entrenamiento previo, seguimos con Elias, Jaxson Ryker y Shane en un interludio musical que el propio Shane cortó para decirle a Elias que será su reemplazante en su combate frente a Braun Strowman, quien ingresaba de inmediato para hacerla efectiva. Strowman arrollaba a Elias cuando Ryker intervino de una forma muy confusa y así enfriar en algo la paliza que después siguió. Running Powerslam, cuenta de tres para Strowman y sería todo.

Repetición de la victoria de Riddle ante Mustafa Ali en el Kickoff antes de mostrar en backstage un encuentro amistoso entre el United States Champion y Shinsuke Nakamura, quien se aburrió de sus historias y lo dejó hablando solo, sólo para volver a prepararse para su lucha.

Precisamente, Shinsuke Nakamura saldría en la cuarta lucha de la noche para enfrentar a Seth Rollins. El japonés no pudo sostener su clásico estilo ante un Rollins que fue creciendo en agresividad, que con sus expresiones se acordaba de Cesaro, incluso intentando fallidamente el Cesaro Swing. Posteriormente, la lucha fue creciendo en intensidad hasta que Rollins profirió su Curb Stomp para vencer por cuenta de tres.

Mañana lunes 22, Rhea Ripley debuta en RAW.

Uno de los combates más esperados de la noche tenía lugar a continuación. Drew McIntyre saldría con el rostro pintado a lo William Wallace para enfrentar a Sheamus en un No Holds Barred Match. Aquí no veníamos a ver lucha, sino pelea pura y en ese sentido los europeos una vez más no desentonaron. La agresividad plasmada en las marcas en las espaldas a punta de Kendo Sticks no se dejaron esperar en una acción que continuó entre las pantallas del WWE ThunderDome, donde una parte de un panel fue destrozada con el cuerpo de Sheamus.

Dominio alternado de dos guerreros que poco le importó lo maltrechos que estaban y el castigo recibido, vimos un White Noise que rompió la mesa de comentarios y parecía que Sheamus sacaba mayor ventaja, para coronarla con una parte de la mesa que usaría como arma, pero McIntyre resucitó y volteó el panorama con el Future Shock DDT sobre la pieza y una posterior Claymore para cerrar la lucha a su favor y cimentar así su redención hacia el WWE Championship en WrestleMania 37.

Llegaba el momento de dilucidar lo que sucedería en una lucha entre Alexa Bliss y Randy Orton, quien tras su ingreso comenzó a vomitar nuevamente líquido negro de inmediato. Orton superaba el trance y pedía la presencia de Alexa, quien terminaba por aparecer. Alexa dominaba los tiempos y la mente de Orton a punta de histrionismo y algunos “trucos” como el uso de fuego o de dejar caer unos focos para que Orton no pudiere acercarse. De pronto, y desde las entrañas del ring, lo esperado: aparece “The Fiend”, quien con un aspecto quemado le tomó el pie a Orton, lo atacó con su Sister Abigail y se lo dejó en bandeja a Alexa para la cuenta de tres.

Y en el Main Event de Fastlane, Edge hacía su ingreso para oficiar como el Special Ringside Enforcer en la lucha que dirimiría a su rival en WrestleMania 37, el Universal Championship Match donde Roman Reigns (c/Paul Heyman) defendía ante Daniel Bryan. Una lucha completísima en el sentido de la consistencia del storytelling contado, con Bryan usando su superioridad técnica y su explosividad para contrarrestar la contundencia paulatina de Roman y así buscar la rendición que prometió. Edge no tuvo acción hasta cuando tuvo que reemplazar al árbitro, que fue sacado con una Running Knee de Bryan. Jey Uso, ausente en ringside, intervino para atacar a Bryan y a Edge, pero también sería anulado por Bryan. Este último perseveraría en sus llaveos de rendición y consiguió hacerlo, salvo que no había nadie quien lo validara, ni menos Edge, que enloquecería atacando a silletazos a ambos y abandonar la acción. Otro árbitro llegaría y consumaría una victoria que Roman logró sólo con un brazo encima de Bryan, mismo brazo que casi le da la derrota ante un rival duro de roer.

Con Roman celebrando este más que trabajado triunfo sobre un tendido Bryan, que se acerca más que nunca a WrestleMania 37, finaliza Fastlane. Nos encontramos mañana lunes 22 con la trastienda de RAW.


Síguenos en nuestras plataformas oficiales de FacebookTwitterInstagram y YouTube. También escucha nuestros podcast semanales en Spotify.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s