En la última lucha de la segunda noche de Takeover Stand & Deliver, Kyle O’Reilly alcanzó un nuevo nivel en NXT, tras vencer a Adam Cole en una lucha personal.

La lucha sin sanción, que tuvo a guardaespaldas custodiando que no se tocaran antes de comenzar el combate, cerró esta edición de Takeover de alto impacto. Con silletazos, cadenas, monitores, suplex en la mesa de transmisión, una llave allen y golpes contra el filo del ring; ambos dieron todo de si para lograr la victoria. Esta llegó cuando Kyle O’reilly aplicó un rodillazo, reforzado con una cadena, sobre Adam Cole que estaba en una silla invertida. En instantes publicaremos un completo resumen de la segunda noche de Takeover.

Síguenos en nuestras plataformas oficiales de FacebookTwitterInstagram y YouTube. También escucha nuestros podcast semanales en Spotify.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s