A sólo dos días de Extreme Rules, “The Demon” fue más violento que Roman Reigns y The Bloodline, quienes ajustaban cuentas con Montez Ford. Además, Bianca Belair también logró salir mejor parada y se tomó revancha de Becky Lynch tras lo ocurrido en su natal Knoxville. Episodio transmitido desde el Wells Fargo Center en Philadelphia, PA.

El show comenzó con la presencia de la SmackDown Women’s Champion Becky Lynch. Previamente se mostraron las imágenes del epílogo del show pasado, realizado en Knoxville, y en donde Becky irrumpió en el segmento de su retadora en Extreme Rules, Bianca Belair, que había sido recibida como orgullo local en una ceremonia encabezada por el alcalde Glenn “Kane” Jacobs.

Revisa también: Resumen WWE SmackDown – 17 de septiembre de 2021.

Becky partió preguntándole al público si ella también merecía una fiesta porque igual ha hecho las cosas bien: regresó poco después de ser madre y ganó un título en un tiempo récord y que nadie le hizo una fiesta. En tanto, The Man aseguró que como el mejor Man, salió a estrecharle la mano a Bianca, y que ella prefirió intentar reivindicarse, afirmando que jamás quiso avergonzarla ante sus padres, sus amigos y sus maestros, y complementó diciendo que quería que Bianca se recuperara después de su derrota en SummerSlam, pero que esta la incitó para una revancha en Extreme Rules.

WWE Photo

Bianca Belair salió para advertirle a Becky, primero que nada, que mantenga lejos de su boca el nombre de sus padres, admitió —otra vez— su derrota en SummerSlam y que Becky la avergonzó en su tierra natal, pero que eso no va a pasar en Extreme Rules; a lo que la irlandesa respondía que Bianca iba a enfrentar a la más grandiosa campeona y que el EST era sólo una catchphrase. Bianca dijo que sí era la EST, puesto que era la más fuerte porque podía levantarla en tacones, y la más rápida porque también ganó un Royal Rumble y un Main Event en WrestleMania, al igual que Becky, pero lo hizo en el cuarto de tiempo que le tomó a Becky, y que además ganó un ESPY. Mientras Becky prometía mostrarle al mundo lo grandiosa que era, Bianca sostenía que la campeona estaba viviendo de su lucha en SummerSlam, que la lucha en Extreme Rules no durará 26 segundos y que será la EST contra la mejor mujer en sostener un campeonato, pero que la EST saldrá victoriosa.

Tras eso, ahora era Bianca quien le ofreció la mano a Becky, pero la irlandesa le respondió con una bofetada, desatando un brawl que terminó con Bianca mejor parada, tras bloquear el Man Bottom y conectar su KOD.

Antes de salir al ring para defender ante Apollo Crews, vimos al Intercontinental Champion King Nakamura bailando al son de la guitarra de Rick Boogs, y en donde también se sumó Toni Storm.

Intercontinental Championship Match: King Nakamura (C) (c/Rick Boogs) vs. Apollo Crews (c/Commander Azeez). Una lucha relativamente corta, donde Apollo sacó a relucir su poder físico y Nakamura contraatacaba con su estilo. Boogs también se lució, primero tocando el tema del japonés en su guitarra mientras Apollo dominaba y también con un poderoso Suplex a Azeez. Luego de un Arm Drag, Nakamura amarró a Apollo con un Roll-Up para retener el título por cuenta de tres.

Se mostraron imágenes del reciente RAW, con la visita de The Bloodline y las dos victorias de Roman Reigns.

Revisa también: Resumen WWE RAW – 20 de septiembre de 2021.

En backstage, Kayla Braxton entrevistó a Montez Ford. Sin Angelo Dawkins, el de The Street Profits fue consultado por lo hecho por The Bloodline en RAW y cómo podían extender eso a Extreme Rules, afirmando que sentían emoción, mas no preocupación y prometió que el domingo recuperarán el SmackDown Tag Team Championship. Además de mencionar que Dawkins estaba ocupado en otros asuntos, Tez marcaría el resto del show comentando que The Usos eran “las perritas de Roman Reigns”.

Claro, porque esto lo estaba viendo el Universal Champion desde su camarín, pidiéndole en seguida a Paul Heyman que gestionara un combate contra Ford. Heyman le recordó que en dos días más debía enfrentar al invicto “The Demon”, pero Roman sólo con la mirada le respondió que no le interesaba lo que él pensaba, además de apurarlo.

A la vuelta de comerciales, vimos a Paul Heyman hablando con los WWE Officials Adam Pearce & Sonya Deville, quienes se burlaron de él tocando a Brock Lesnar. Heyman les ofreció tener el Main Event de la noche con Roman Reigns vs. Montez Ford, Pearce aceptó la idea y el Special Counsel de Roman le comunicó que, después de la lucha, hablaría con Pearce respecto al WWE Draft.

La transmisión repasaba las explicaciones de Seth Rollins luego de haber acabado con Edge en el Madison Square Garden, quien expresó que deberá terminar con él “por razones mentales”. Rollins se mostró en una promo pregrabada avisando que habían pasado siete días y que no ha recibido respuesta alguna de Edge, pero que su silencio lo ensordecía, que estaba lastimado y que al WWE Hall Of Famer le costaría admitir que Rollins fue el motivo por el cual no volvería a luchar. Rollins le lanzó un ultimátum a Edge para el próximo SmackDown, presumió no ser la imitación de Edge, sino superior, y que si Edge no se presenta, él lo irá a buscar para sacarle las palabras frente a su esposa y sus hijas.

Más tarde, Edge confirmó el llamado en su cuenta de Twitter y aseguró su presencia en el próximo SmackDown.

Liv Morgan vs. Zelina Vega. Antes de la lucha, Carmella hizo su aparición y se recostó sobre la mesa de comentarios para provocar. La lucha era intensa, sobre todo del lado de Liv, pero no pasó mucho para que Carmella fuera a sacarla de concentración, lo que provocó que Zelina se llevara la primera victoria tras su regreso luego de una correcta Canadian Destroyer. Bien por Zelina, pero mal por Liv de cara a su lucha frente a Carmella en Extreme Rules.

Luego vino el turno de Happy Corbin y el estreno de su propio segmento de conversación: “Happy Talk”. Corbin manifestó que el nombre de su espacio y estar en Philadelphia lo hacían feliz, y afirmó que “Happy Talk” no era un segmento como los que se han visto en SmackDown, como “KO Show” donde Kevin Owens maltrata a sus invitados y los hace sentir tristes. Para su “premiere”, Corbin aseguró haber pensado muy bien cuál iba a ser su primer invitado: ÉL MISMO.

WWE Photo

Corbin casi parafraseó a Cristiano Ronaldo con su “rico, guapo y exitoso”, reveló que ahora tiene chef privado y que habían otras cosas que lo hacían feliz, como el ataque por la espalda que le hizo a Kevin Owens la semana pasada, imágenes que se mostraron de nuevo.

Kevin Owens saldría a interrumpirle, pero un individuo apareció de la nada a atacar al canadiense. Este resultó ser Riddick Moss, quien de aquí en más será el esbirro de Happy Corbin.

Montez Ford, en un nuevo despacho de Kayla Braxton desde backstage, no mostró remordimiento por sus dichos que le resultaron enfrentar a Roman Reigns, que se sentía liberado por aquello, y además manifestó estar harto de caminar sobre cáscaras de huevo por The Bloodline.

Las nuevas y flamantes WWE Women’s Tag Team Champions Rhea Ripley & Nikki A.S.H. hacían su estreno en SmackDown. Las ganadoras en RAW venían a un combate individual.

Nikki A.S.H. (c/Rhea Ripley) vs. Natalya (c/Tamina). Lucha breve, en la que Rhea no dejó que Tamina interviniera, haciendo que Nattie se desconcentrara y Nikki respondió un Roll-Up con otro, venciéndola otra vez por la misma vía. Lo importante vino después, ya que Shotzi & Nox venían a hacerle frente a las nuevas campeonas e inclusive las amedrentaron disparando su tanqueta, haciendo que la bala cayera cerca de ellas.

En camarines, veíamos a Rey Mysterio analizando las derrotas de Dominik Mysterio, quien se molestó con su padre y lo culpó de sus fracasos en las luchas ante Sami Zayn. Rey aceptó que Dominik quiere caminar solo y se alejó alegando que le dará su espacio, algo que Dominik no aceptó de buena forma. De pronto salió Sami Zayn, quien dijo haber escuchado la conversación padre-hijo y le comentó que no se preocupara, porque a pesar de sus derrotas, debía estar consciente de lo bueno que era y que en esas luchas había mejorado. Sobre Rey, Sami aclaró que era un buen hombre, pero le “recomendó” a Dominik que lo escuchara menos.

Naomi salió al ring para reclamar la oportunidad negada por Sonya Deville durante varias semanas. La oriunda de Orlando aseguró haber llegado a SmackDown a competir y que la WWE Official se lo ha impedido, declarando que estaba harta y que el ninguneo terminaría aquí, solicitando un combate en seguida.

Sonya Deville saldría a responder diciendo que eso no iba a pasar, porque los combates los pacta ella y no Naomi, pero la morena fue más allá y buscó una lucha entre ella y Sonya. La figura autoritaria aseguró que derrotaría a Naomi, pero que ahora estaba retirada y era una oficial, mientras la del GLOW buscaba que el público la acompañara con el “Make The Match”. Sonya decidió llamar a seguridad y Naomi abandonó el ring siendo escoltada, mientras recibía las burlas de Sonya.

En backstage, el Universal Champion Roman Reigns salía rumbo hacia el Main Event acompañado por Paul Heyman y The Usos, pero los SmackDown Tag Team Champions se detuvieron ante la amenazante presencia de Alpha Academy.

Luego de revivir lo sucedido al inicio del show, Becky Lynch lanzó una advertencia a Bianca Belair, asegurando que no le iba a tener miedo a alguien que derrotó en 26 segundos y que en Extreme Rules no sólo la iba a vencer, sino que la iba a destrozar. Por desgracia para el PPV, esto no se tradujo en una estipulación para el SmackDown Women’s Championship Match.

Roman Reigns (c/Paul Heyman) vs. Montez Ford. Íbamos a ver un trámite para el Universal Champion, pero Ford hizo una lucha más que digna ante el rostro más fuerte que hoy tiene WWE. En varias oportunidades lo puso en aprietos y cuando se venía la estocada final de Roman, Ford respondió varias veces, incluso cuando el Tribal Chief le recordaba lo que dijo de sus primos The Usos. Sin embargo, y luego de fallar su Frog Splash al aterrizar en las rodillas alzadas de Roman, Ford fue sometido a la Guillotine Choke y Roman cerró la lucha a su favor por sumisión.

Tras cartón, Paul Heyman subía al ring para decir que la derrota no era suficiente para Montez Ford y manifestó que Roman Reigns debía mostrarle a Ford, a “The Demon” y a Brock Lesnar lo que era capaz de hacer cuando llevaba las cosas “a lo extremo” (esto, dicho con el clásico “EXTRRRREEEEEMEEEEEEE!” de Heyman). Para eso llegaron The Usos, Roman atacó a Ford a punta de silletazos y luego lo mandó contra una mesa puesta por los hermanos Jimmy & Jey.

Sin embargo, las luces se apagarían y volverían rojas para “The Demon” Finn Bálor, quien apareció parado sobre uno de los postes del ring y se proyectó sobre The Bloodline, para después acabar a The Usos con un Kendo Stick. Roman lanzó a “The Demon” al ring, pero éste terminó siendo atacado también con silletazos. Al final, el demonio quedó mejor parado a dos días de Extreme Rules con The Tribal Chief a sus pies.

Con esa imagen cerró SmackDown. Nos encontramos el domingo 26 con la cobertura en vivo de Extreme Rules. Antes, publicaremos una completa previa para que no te pierdas ningún detalle de la jornada en Columbus, OH.

Revisa también: PPV’s del pasado: WWE Extreme Rules 2014.


Síguenos en nuestras plataformas oficiales de FacebookTwitterInstagram y YouTube. También escucha nuestros podcast semanales en Spotify

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s