Roman Reigns recibió un milagro que lo salvó del inminente triunfo de un “The Demon” tras una gran performance. Además, Sasha Banks regresó para recuperar su posición y Lilly tuvo su trágico final a manos de Charlotte Flair, entre otras cosas. Revive junto a nosotros la jornada del 26 de septiembre desde el Nationwide Arena en Columbus, OH.

Revisa también: WWE Extreme Rules 2021: Cartelera y Horario.

En el Kickoff se enfrentaron Liv Morgan y Carmella. Tras el ninguneo de Carmella a su rival, vimos una lucha que tuvo la historia que contaron en SmackDown, con Liv intentando mandar a Carmella de cara contra la esquina, pero Carmella dominante y arrogante gran parte de la contienda. Finalmente, Liv logró su cometido, pero en la mesa de comentarios, lo que le abrió las puertas para vencer la lucha por cuenta de tres luego de un Flatliner.

Extreme Rules arrancó con una lucha anunciada en el kickoff: un 6-Man Tag Team Match entre The New Day y el trinomio conformado por Bobby Lashley, AJ Styles & Omos. Entretenido opener con todos luciendo de buena forma, a pesar de estar evidentemente centrada en el WWE Champion Big E y en Bobby Lashley. Sin embargo, se notó más a AJ Styles como el protagonista del equipo heel, como haciendo un guiño de que sería él y no Lashley el primer rival del WWE Champion. Es más, el final tuvo a Styles robándose el tag a Lashley, éste le devolvería la gentileza y por accidente le conectó la Spear a Styles, para después quedar a merced del Big Ending de Big E. Cuenta de tres y el WWE Champion le daba el triunfo a su equipo.

En la segunda lucha, The Usos defendieron el SmackDown Tag Team Championship ante The Street Profits. Por lo visto en el último SmackDown, Montez Ford lució un vistoso vendaje en su zona media, lo que lógicamente los campeones lo usarían como objetivo de ataque. Además, le impedían a Ford ir donde Angelo Dawkins, generando así un hot tag que fue equiparando las cargas, además de hacer que Ford se creciera en el combate, brindando su clásico estilo aéreo, con el sacrificio de tener la zona de las costillas lastimadas. Finalmente, el propio Ford recibió un Double Uso Splash y el título sigue en poder de The Usos.

Bobby Lashley se mostró en backstage, alegando en contra de Big E por la forma en que le ganó con el Money In The Bank y en la lucha que abrió esta noche. Dicho esto, lo retó a una revancha por el WWE Championship para mañana en RAW.

Posteriormente, vimos el RAW Women’s Championship Match con Charlotte Flair poniéndolo en juego frente a Alexa Bliss. La campeona parecía verse dominante, pese a que Alexa sacaba a relucir parte de la psicología de Bray Wyatt, pero cada vez la retadora era más dura de roer. Alexa incluso sobrevivió al Natural Selection y conectó un Sunset Bomb, pero al fallar el Twisted Bliss se encontró con una Charlotte más efectiva. Con un nuevo Natural Selection, Charlotte cerró la lucha a su favor y mantuvo el cinturón en su poder. Tras la lucha, Charlotte sacó y rompió a Lilly, Alexa salió a atacarla, pero terminó siendo dominada.

El público cantaba “Thank you, Lilly!”, y Alexa se vio psicológicamente afectada por la destrucción de su muñeca. Esto no va a quedarse así, Charlotte.

Paul Heyman hablaba por teléfono con alguien, en relación con el WWE Draft y Kayla Braxton lo interrumpió para una nota. Heyman, con su habitual hostilidad hacia la notera, descartó que estuviera hablando con Brock Lesnar y se fue con The Usos, quienes celebraban su triunfo.

Seguíamos con la Triple Threat Match válida por el United States Championship entre Damian Priest (C), Sheamus y Jeff Hardy. Una entretenida lucha, principalmente enfocada entre el campeón y el irlandés, y en donde se sintió que Jeff fue el convidado de piedra de la lucha. Tras sendas Brogue Kick de Sheamus a sus rivales, no podía faltar el Roll-Up de la jornada. Priest lo aplicó a Sheamus y se mantuvo como campeón. Tras la lucha, respeto mutuo entre Priest y Jeff.

Big E salía a responder el reto de Bobby Lashley. La lucha entre campeón y ex-campeón por el WWE CHampionship mañana en RAW, será un hecho.

Ya entrando en la parte alta de la cartelera, Becky Lynch salía a exponer el SmackDown Women’s Championship ante la ex-campeona Bianca Belair. Un público dividido presenció a una Bianca que sacó a relucir toda su capacidad atlética, en cuanto a velocidad, agilidad y sobre todo fuerza, más cuando Becky la exigía tirándola de su trenza. Buen ritmo de Becky, aguantando más de 20 minutos de lucha intensa después de su ausencia de un año y medio, poniendo a prueba a la EST cuando buscaba el Dis-Arm-Her. Una gran lucha, de mucha psicología, pero que fue interrumpida por el retorno de Sasha Banks, quien atacó a Bianca y, con ello, Becky se mantenía como campeona pese a recibir la DQ. Becky le agradecía a Sasha por haberla salvado, pero las intenciones de la Legit Boss eran titulares, así que la atacó a ella y a Bianca, quedando como la dominante con el cinturón en alto.

Y para terminar Extreme Rules, el siempre estelarista Roman Reigns (c/Paul Heyman) defendió el Universal Championship ante “The Demon” Finn Bálor en un Extreme Rules Match, la única contienda de la jornada que le hizo honor al PPV con una estipulación. Los primeros objetos en aparecer fueron los siempre bien ponderados Kendo Sticks, donde Roman parecía estar seguro, pero Bálor respondió trayendo un pack de aquellos, golpeando por multiplicado en la espalda de Roman. ¿Qué pedía el clamor popular?, mesas. Bálor iba por una de ellas y Roman, arrogante con el público, la guardó. Hubo un momento llamativo cuando intercambiaron golpes entre los asistentes, en donde Roman usó una mascarilla para moverse entre la multitud, recordándonos su inmunocompromiso.

Bálor iba mostrándose como una real amenaza al reinado del Tribal Chief, equilibrando su dominio con algunos near falls. The Usos salieron al rescate, fueron rápidamente neutralizados y Roman aprovechó para llevárselo puesto con la barrera a través de una Spear. Las luces se tornaban rojas y veíamos cómo “The Demon” convulsionaba y tomaba un extraño segundo aire, sacando fuerzas sobrehumanas a través de patadas que mandaron a Roman sobre una mesa, una violencia inusitada mientras el ambiente seguía rojo con su tema de entrada de fondo y que dejó la sensación de tener un desarrollo predecible de la lucha a casi pensar que lo ganaba. ¿Pero qué pasó?, Bálor se paró en la esquina para ir con su Coup de Grâce, pero misteriosamente el tensor de la esquina aflojó y se cayó. Ni Roman ni Heyman sabían qué pasó, pero el Tribal Chief aprovechó el momento para que con una Spear lograra mantenerse como el Universal Champion.

Con Roman saliendo victorioso, ni sabiendo cómo, finalizó Extreme Rules 2021. Nos encontramos este lunes 27 con toda la trastienda de RAW.


Síguenos en nuestras plataformas oficiales de FacebookTwitterInstagram y YouTube. También escucha nuestros podcast semanales en Spotify

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s