La “Tribal Court” con el juicio a Sami Zayn, el desfile de leyendas con The Undertaker reviviendo al American Badass y apariciones como la de Brock Lesnar animaron la celebración de las tres décadas de la marca roja. Episodio transmitido desde el Wells Fargo Center en Philadelphia, PA.

Este año se cumplieron 30 años de la primera emisión de RAW y WWE lo recordó con este especial de la marca roja. Antes de pasar al reporte, te dejamos nuestro Rasslin Retro repasando dicho episodio estreno.

Este show lo dio inicio Hulk Hogan. Acompañado por Jimmy Hart, el Hulkster habló de que cuando la Hulkamania ya era un fenómeno hace 30 años, emergía un pequeño programa llamado RAW y con el pasar de los años fue tomando fuerza como su movimiento. “Celebramos 30 años antes, 30 años ahora y 30 años para siempre”, cerró Hogan.

Luego, vimos un pietaje repasando algunos momentos memorables en la historia de RAW, entre segmentos, invitados, regresos, campeonatos ganados y más.

De esta forma, el primer segmento fue la anunciada “Tribal Court” donde Sami Zayn iba a ser juzgado. The Bloodline, con Sami incluido y con Roman Reigns a la cabeza, se apersonaron hacia el ring provisto de una mesa, con Roman como el “juez”, The Usos como el “jurado” y Paul Heyman como el “abogado acusante”.

Roman le dio la palabra a Heyman, que recibió la ovación en la misma Philadelphia donde tuvo sus mejores años, aunque luego espetó: “ECW ha muerto y deseo lo mismo para Sami Zayn”. Heyman prosiguió tratando a Sami de traidor, de que está confabulado con Kevin Owens desde el primer día y deslizó la idea de que la presencia del canadiense en The Bloodline fue para hacerlos sentir bien, de paso metiéndose con la gente y los Eagles, el equipo local de la NFL. Dicho esto, Heyman mostró algunos videos como evidencia de que Sami no está en línea con The Bloodline, como huidas o dudas para defenderlos, así como otras cosas interpretables como un “4 Life” en Survivor Series: WarGames o un empujón accidental para ponerse sobre Roman Reigns en una promo de los últimos shows del año pasado.

Sami respondió mostrando estar herido por lo expuesto por Heyman y se respaldó en la gente como testigo de lo que ha hecho por The Bloodline, para después decir que “su defensa es que no tengo defensa”. A Roman no le gustó eso y acusó a Sami de tener un ego tan grande al no defenderse y mandó a Solo Sikoa a que “lo ejecutara” con el Samoan Spike. Sin embargo, el propio Jey Uso, quien durante meses fue el más escéptico sobre la lealtad de Sami Zayn, fue quien lo salvó de la “ejecución” deteniendo con su brazo a su hermano menor.

Jey tomo la posta de “defensor” de Sami y mostró en pantalla algunos videos de cómo Sami se ha sacrificado por The Bloodline, como recibiendo silletazos o siendo clave en victorias como las de The Usos cuando se alzaron como Undisputed WWE Tag Team Champions o en la misma WarGames Match, momento en el que Sami se ganó la confianza de Jey. Luego, y con un Sami que no pudo esconder la emoción, Jey habló sobre asumir que estuvo equivocado cuando no creyó en Sami, que lo que ha hecho es lo que cree de una familia y que lo adora como a un hermano.

Dicho esto, en su calidad de “juez”, Roman sentenció que Sami “no era culpable”… Por ahora. El Tribal Chief resolvió que Jey le dio unos días más a Sami y que la resolución fue que no quería ver más a Sami hasta el sábado en Royal Rumble, donde tendrá la verdadera prueba que lo pondrá como parte de The Bloodline.

RAW Tag Team Championship Match: The Usos (C) (c/Sami Zayn) vs. The Judgment Day (c/Finn Bálor & Rhea Ripley)

Mientras Roman Reigns, Paul Heyman y Solo Sikoa miraban desde su camarín el combate, era lógico pensar que Sami se quedara con los únicos que lo respaldaron. Y no sólo eso, ya que hubo un momento en donde Jimmy se lesionó y no pudo seguir, por lo que Adam Pearce apareció para determinar que The Usos debían entregar los cinturones al no poder defender, pero ahí llegó Sami para proponerse como su reemplazante, algo que Pearce aceptó ya que lo había hecho con The Judgment Day. Sami tomó correctamente la posta de Jimmy, se complementó bien con Jey, tomó protagonismo en el combate y salvó el título con un 1-D sobre Dominik para llevarse la victoria. En el camarín, Roman no quiso sorprenderse por una nueva muestra de lealtad de Sami y decidió mantener en pie su decisión de no querer verlo hasta Royal Rumble.

Siguiendo con el desfile de las WWE Legends, The Godfather se encontró con JBL, a quien saludó amistosamente en el acceso de un salón de póker, en el cual Baron Corbin no se encontraba en la lista de jugadores. Ron Simmons se unió a la conversación, ratificó lo dicho por The Godfather, pero bastó que Corbin mostrara unos fardos de billetes para dar vuelta la situación y hacer que “mágicamente” su nombre apareciera en el listado.

LA Knight fue otro de los invitados de la velada. El rival de Bray Wyatt manifestó que el resto de los invitados eran viejas glorias que vivían del pasado como Bray, desafiando a uno de ellos a que lo enfrentara en el centro del ring. En eso, sonó el característico toque de gong, pero esta vez sólo para preceder al clásico de Kid Rock y presentar a la versión American Badass de The Undertaker.

Tras la aparición, Knight echó pie atrás, manifestó que tras Royal Rumble y su eventual victoria ante Bray Wyatt en la Pitch Black Match, él será reconocido como “el caballero de la oscuridad” y procedió a retirarse. Sin embargo, la música, los efectos visuales y el propio Bray se dejaron caer y no le dieron escapatoria a Knight, que entró al ring y se encontró con la Chokeslam del Undertaker. En lugar de ejecutarla, Taker le cedió a Knight a Bray para proceder con su Sister Abigail. El segmento terminó con Taker susurrándole algo al oido a Bray, en lo que se vio como un traspaso de antorcha.

Volviendo con el salón de Póker, veíamos en una mesa a Alundra Blayze y a Diamond Dallas Page jugando una partida con Alpha Academy y Baron Corbin.

Steel Cage Match: Becky Lynch vs. Bayley (c/Damage CTRL)

Como era de preveerse, esto se convirtió en un Handicap donde las tres de Damage CTRL se encerraron con Becky en la jaula y la atacaron hasta que Adam Pearce tuvo que interceder cortando la cadena de la puerta. Bayley, Dakota Kai e IYO SKY treparon la estructura para escapar.

Luego tuvimos otro segmento nostálgico, con DX (Triple H, Shawn Michaels, Road Dogg & X-Pac) presente en el ring, acompañados por Kurt Angle. Road Dogg hacía la habitual presentación, pero cuando llegó el momento de nombrar a Billy Gunn, Dogg se detuvo por la presencia de Angle y le preguntó qué hacía con ellos. Angle manifestó su deseo desde siempre de ser parte de DX, revelando que portaba una polera de la facción, a lo que Triple H le respondió que tenía que pasar una prueba para validar su inclusión.

Sin embargo, Imperium se hizo presente y rechazó la presencia de DX por ser unos degenerados que siempre se burlaron de su deporte. Los legendarios encararon a los europeos con un careo entre Triple H y Gunther que llamó a la imaginación, pero no optaron por enfrentarlos en su calidad de retirados, por lo que pidieron a alguien que los represente. En eso salió Seth “Freakin” Rollins y para equiparar las cargas, se sumaron The Street Profits. DX pidió a alguien que hiciera oficial este combate por equipos y no salió otro más que Teddy Long para hacer lo que siempre hizo en su época de GM de SmackDown, además de que Kurt Angle se ofreciera para hacer de referee del combate.

6-Man Tag Team Match: Seth “Freakin” Rollins & The Street Profits vs. Imperium (Special Guest Referee: Kurt Angle)

No sólo en el ring habían invitados, ya que Jerry “The King” Lawler se sumaba a la mesa como en los viejos tiempos. Combate bastante llamativo, ya que dio pie para ver un inédito encuentro entre Rollins y Gunther, además de los homenajes de Rollins a los presentes, como un Olympic Slam y el habitual Pedigree, así como también sendos Angle Locks de los Profits. El propio Rollins cerraría la lucha a favor de los suyos con un Stomp sobre Giovanni Vinci.

Veíamos una partida de póker donde Baron Corbin le ganaba a Ted DiBiase sumando una generosa cantidad de dinero, pero I.R.S. le cobró toda la ganancia en impuestos ante la risa característica del Million Dollar Man, dejando a Corbin sólo con 100 dólares. Este segmento fue rematado por el “DAMN!” de Ron Simmons.

Cathy Kelley entrevistó a Bobby Lashley, quien respondió que la lucha por el United States Championship iba a ser una No-DQ porque no habrían excusas y que él ya no será descalificado por lo que le haga a Austin Theory, recordando de paso que él perdió el título por culpa de Brock Lesnar. MVP quiso hablar con Lashley y le manifestó toda la confianza en que iba a salir con el cinturón en su poder, pero Lashley le dejó claro que él nunca necesitó su ayuda ni la de Omos en la lucha de la semana pasada y que tampoco lo necesitará en la lucha titular.

Era el turno de la presentación de Ric Flair. El Nature Boy se refirió a RAW como un diamante que brilla para siempre y que WWE le dio muchas cosas en su carrera, pero lo que más lo enorgullece es ver a su hija Charlotte como la mejor campeona en la historia de la compañía. Tras eso, Ric presente a la SmackDown Women’s Champion, Charlotte Flair.

Charlotte recordó que RAW fue el lugar donde ella encabezó la Women’s Revolution hace casi 8 años y que en sus 14 Women’s Championships ha derrotado a rivales de la talla de Ronda Rousey, The Bella Twins, Asuka y Rhea Ripley, manifestando que ellas han contribuido a que sea la atleta más condecorada en la historia de WWE. Si bien su presente la tiene en SmackDown, The Queen declaró que RAW siempre será su lugar.

Bianca Belair entró para sumarse a Charlotte. La actual RAW Women’s Champion le manifestó su respeto y admiración a la carrera de su par de SmackDown, pero aseguró que RAW es el show que es gracias a ella. Sonya Deville se sumó a la conversación, cuestionando el ego de las campeonas al estar hablando de ellas en un programa donde el foco es la celebración del aniversario de RAW. Ante el ninguneo de Charlotte, Sonya comentó que no hay cabida para las que se rompen el lomo y no tienen el foco de atención y exigió su reconocimiento como la WWE Official que durante más de un año. Charlotte avisó que ya le dio dos oportunidades, por lo que le cedió a Bianca la posibilidad de “encargarse” de Sonya, a lo que la EST aceptó.

Bianca Belair vs. Sonya Deville

Un breve combate para hacer aún más desgraciada la figura de Sonya, siendo completamente ridiculizada por las dos campeonas del Main Roster. Salvo un pequeño comeback, Bianca mostró su poderío habitual y firmó el trunfo del papel con su KOD.

Tras la victoria, Bianca se acordó de Alexa Bliss y avisó que lo ocurrido con Sonya será una muestra de lo que le podría hacer a Alexa en Royal Rumble y espera que tras el Premium del sábado, aún sea nombrada como la RAW Women’s Champion. Alexa Bliss respondió desde el titantrón mirándose en un espejo, manifestando que es el único obstáculo de Bianca, que no necesitará de Bray Wyatt y Uncle Howdy para destruir a Bianca y salir de San Antonio con el título.

Después de repasar otra vez la redención de Cody Rhodes que lo tendrá de vuelta en Royal Rumble, se dio una mirada a lo que será el WWE 2K23.

Llegaba el turno de The Miz para hablar de los 30 años de RAW, reclamando por no haber sido considerado en una de las noches más importantes en la historia de la compañía y preguntándose dónde estaba su “Miz TV” y sus celebraciones. En eso entró Kevin Owens y le propinó una Stunner.

Owens tomó micrófono y se dirigió a Roman Reigns, diciendo que si bien declaró no-culpable a Sami Zayn, él sí es culpable de tener el Universal Championship como rehén por más de dos años y prometió dar a la gente un campeón con el que todos se sientan orgullosos. “Te garantizo que seguiré luchando hasta que no me quede nada. Te quitaré el campeonato o moriré en el intento”, cerró Owens antes de una nueva Stunner al Miz.

United States Championship, No-DQ Match: Austin Theory (C) vs. Bobby Lashley

El evento central del RAW is XXX, anunciado por Alicia Taylor de NXT, tuvo este combate, anunciado en la previa con dicha estipulación, y en la que Lashley llegaba tras haber ganado un Six-Pack Elimination Match el lunes pasado. Con esta estipulación salió a la luz toda la furia de Lashley, mientras Theory apenas lograba defenderse. Hubo un par de mesas, Theory arremetió lanzándole el contenido de un extintor a Lashley. Sin embargo, Brock Lesnar apareció y le frustró nuevamente los planes a Lashley, conectándole un F-5 y otro a Theory, al que dejó caer encima de Lashley para que el referee contara tres a favor del aún campeón.

Con un posible Lesnar vs. Lashley para WrestleMania, se acabó la celebración del RAW is XXX.

Nos encontramos el viernes 27 con la trastienda de SmackDown.


APÓYANOS EN PATREON

Recuerda que WWE, AEW, toda la lucha libre y el deporte internacional los puedes ver en vivo y en su idioma original con la mejor IPTV del mercado: Veamos TV. Contáctalos en el WhatsApp: +56958362214 y pídeles tu demo gratis de 2 horas, de parte de Rasslin.

Síguenos en FacebookTwitterInstagramDiscordTwitch y en YouTube. También escucha nuestros podcast semanales en Spotify.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s